Sitios para comer en badajoz

  • por
Sitios para comer en badajoz

Campañón badajoz

Badajoz cuenta con una impresionante variedad de restaurantes que ofrecen especialidades tradicionales y regionales con toques modernos, así como una selección de cocinas internacionales. Aunque lo más conveniente es comer en el casco antiguo, muchos de los mejores restaurantes de Badajoz se encuentran fuera del centro de la ciudad, lo que da a los visitantes una gran excusa para aventurarse un poco más allá y explorar más la ciudad.

Al norte de Badajoz, al otro lado del río Guadiana, se encuentra Marchivirito, un excelente restaurante que sirve delicias típicas españolas con un toque moderno. Todas las opciones son de primera categoría en cuanto a sabor y calidad.

El Mirador del Guadiana, que forma parte del Hotel NH Gran Casino Extremadura, ofrece una exquisita gastronomía local en un ambiente elegante y acogedor. Sirven desayunos bufé todos los días, así como cocina regional fresca y maravillosas vistas al río Guadiana.

Tapería Ajonegro es un innovador bar de tapas que sirve bocados únicos y creativos para comer (y también postres), acompañados de una gran selección de cervezas artesanales locales. Es un lugar ideal para una comida ligera y unas copas por la noche.

El alma del genio badajoz

En la comunidad autónoma de Extremadura, Badajoz es su epicentro más famoso y económico de la región. Es una ciudad que alberga un gran número de personas en comparación con otras ciudades, por lo que no es de extrañar que cuente con algunos de los mejores restaurantes para comprar comida a domicilio en Badajoz.

Precisamente por eso, antes de empezar a leer debes buscar (ya sea extranjero o español), cuáles son las mejores apps para pedir comida a domicilio y cómo pedir comida a domicilio , porque de esta forma podrás disfrutar de todo lo que te contamos a continuación sin ninguna limitación. (ni la pandemia).

Succulenta es hoy en día uno de los restaurantes más habituales para comprar comida a domicilio en Badajoz. Está situado en la Plaza de los Alféreces y están aliados con Just Eat para el servicio de reparto en la ciudad (puedes ver otros restaurantes de esta red de servicios en su web oficial).

Las hamburguesas son arte en este restaurante y son amadas por los consumidores. Luego aparece Super Doner Kebab, un restaurante de antaño que se caracteriza principalmente por la venta de pollo empanado o en diversas presentaciones para el mayor placer de todos.

Marchivirito badajoz

La comida del centro de España es una exótica mezcla de tradiciones musulmanas, judías y cristianas que se caracteriza por producir un cierto estilo rústico de cocina lleno de auténticos sabores españoles. La oferta gastronómica extremeña es muy amplia, y el cerdo ibérico, el cabrito y el cordero dominan los menús. La cocina tradicional extremeña es conocida por su sencillez y sus sabores con carácter, pues muchos de ellos suelen prepararse en grandes ollas.

Con un aspecto muy parecido al de una pierna de cordero, esta deliciosa cocina constituye un agradable manjar para la cena, teniendo en cuenta que las comidas de cabrito se encuentran siempre en el menú de los restaurantes y tienen un sabor igualmente delicioso. La pierna de cabrito en esta receta se refiere a una cabra joven, y constituye un cambio perfecto respecto a la comida de cerdo. Su sabor es un poco diferente, pero es igual de delicioso.

Un guiso tradicional a base de garbanzos típico de Madrid, pero que también se saborea en otras regiones españolas. Está considerado como uno de los platos nacionales de España, preparado tradicionalmente con carne y muchas verduras. Este rico y aromático cocido se consume habitualmente durante los meses de invierno, pero en algunas regiones se sirve durante todo el año.

Sitios para comer en badajoz del momento

Enclavada estratégicamente en la frontera de Portugal, Badajoz estaba condenada a ser un espantoso campo de batalla en el que el asedio de Wellington en 1812 cambió para siempre la opinión de Gran Bretaña sobre su propio comportamiento militar.

Lugar legendario de una de las grandes batallas de la historia, Badajoz se asoma a la muralla de 60 pies en la encrucijada de un gran río y una carretera estratégica entre Portugal y España. Esta ciudad baluarte bloqueó el acceso de Arthur Wellesley (más tarde Duque de Wellington) a los ejércitos de Napoleón.

En el gran conflicto armado europeo de finales del siglo XVIII y principios del XIX, Badajoz era una victoria obligada si se quería revertir la suerte de aquel horrendo dictador.La batalla fue estupenda, se perdieron miles de soldados británicos pero la ciudad conquistada sigue siendo hasta hoy un testimonio del principio del fin de aquel famoso corso.A continuación se puede ver lo estratégico de la situación de Badajoz en aquella época.

En marzo de 1812, Arthur Wellesley con 25.000 hombres llegó a la base de las gigantescas murallas de Badajoz para derrotar a Philippon, el general francés que con sus 4700 hombres estaba encargado de defender la ciudad. El asedio estaba funcionando bien pero cuando llegó la noticia de que el mariscal Soult marchaba en ayuda de Philippon, Wellington supo que su tiempo se había agotado.Afortunadamente, contaba con sus regimientos veteranos y con los legendarios Green Jackets, los fusileros que Sharpe hizo famosos. Contra todo pronóstico y con una esperanza desesperada, en la noche del 6 de abril de 1812, las tropas británicas treparon por encima de sus propios muertos y abrieron una brecha salvaje en las murallas absorbiendo 2000 bajas.