Parque escultorico torre de hercules

  • por
Parque escultorico torre de hercules

torre de altura de hércules

El acceso a la torre se realiza en franjas de 15 minutos en grupos de un máximo de 17 personas. Hay que saber que para llegar a la cima hay que subir más de doscientos escalones, por lo que hay que estar dispuesto a hacer un poco de ejercicio.

Hay diferentes leyendas que se asocian a esta torre. Una de las más utilizadas es la de Hércules, que utilizó ese lugar para enterrar la cabeza del gigante Gerión tras vencerlo en combate. También se dice que este lugar habría sido la Torre de Breogán de la mitología irlandesa, desde la que el hijo de Breogán, Ith, habría visualizado las costas de Irlanda.

Se desconoce su origen, ya que se trata de una torre reconstruida por los romanos en el siglo XNUMX de nuestra era. Originalmente se construyó como faro de navegación debido a su ubicación. Tuvo lugar durante los reinados de Nerón y Vespasiano. La construcción romana en la actualidad sólo se puede ver desde el interior, ya que durante el siglo XNUMX se restauró en un estilo neoclásico que se puede ver desde el exterior. En sus inicios era una torre rectangular con ventanas asimétricas. La parte superior se añadió posteriormente y, al parecer, durante la Edad Media sirvió más como torre defensiva que como faro.

torre de hércules construida

Siga caminando y encontrará las dos grandes playas urbanas de la ciudad: Playa de Orzan y Playa de Riazor. Un par de kilómetros más allá de la Playa de Riazor se encuentra el Monte de San Pedro. Hay un ascensor que conecta el Paseo Marítimo con la cima del monte. Y en la cima de la colina, será recibido con otro encantador espacio verde y vistas panorámicas de la ciudad.

La verde cabecera con la Torre de Hércules y el parque de esculturas cuenta con una pequeña red de senderos que, básicamente, sirven de prolongación de la senda costera. Si no querías caminar los 13kms completos, esta es una sección que no querrás perderte.

Supongo que una forma de averiguar si hay algo de verdad detrás de la leyenda es desenterrar la tierra bajo el faro. Pero dado que es un Monumento Nacional y también Patrimonio de la Humanidad, es poco probable. Además, las leyendas se basan más en una buena historia que en la verdad.

Además de disfrutar de una buena historia, puede subir a la cima de la torre para disfrutar de unas magníficas vistas de la ciudad y el océano. La caminata hasta la cima no es demasiado dura. Hay 234 escalones y se tarda unos cinco minutos. Las entradas normales para visitar la torre cuestan 3 euros, mientras que las reducidas cuestan 1,50 euros. Y está abierta todo el año. Para más información, visite: torredeherculesacoruna.com.

torre de hércules por dentro

Puede utilizar esta imagen, hasta 30 días después de su descarga (Periodo de Evaluación), únicamente para su revisión y evaluación interna (maquetas y comps) con el fin de determinar si cumple los requisitos necesarios para el uso previsto.Esta autorización no le permite hacer ningún uso en materiales o productos finales ni ponerla a disposición de terceros para su uso o distribución por ningún medio. Si al finalizar el Periodo de Evaluación no contrata una licencia de uso, deberá dejar de utilizar la imagen y destruir/borrar cualquier copia de la misma.

historia de la torre de hércules

Hay un jardín de esculturas con obras de Pablo Serrano y Francisco Leiro.[3] La Torre de Hércules es Monumento Nacional de España, y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el 27 de junio de 2009.[2] Es el segundo faro más alto de España, después del Faro de Chipiona.

Se sabe que la torre ya existía en el siglo I, construida o quizás reconstruida bajo Trajano, posiblemente sobre cimientos que seguían un diseño de origen fenicio. Se construyó con los planos originales del Faro de Alejandría. Su base conserva una piedra angular con la inscripción MARTI AUG.SACR C.SEVIVS LVPVS ARCHTECTVS AEMINIENSIS LVSITANVS.EX.VO, lo que permite atribuir la torre del faro original al arquitecto Gaius Sevius Lupus, de Aeminium (actual Coimbra, Portugal) en la antigua provincia de Lusitania, como ofrenda dedicada al dios romano de la guerra, Marte. La torre ha estado en uso constante desde el siglo II y se considera el faro más antiguo que existe. La torre original era más corta y ancha, ya que el núcleo que se conserva estaba rodeado por una rampa en espiral. El contorno de esta rampa aún es visible en el exterior restaurado. El último piso estaba probablemente coronado por una cúpula.