Iglesia monasterio de nuestra señora de la soterraña

  • por
Iglesia monasterio de nuestra señora de la soterraña

Iglesia monasterio de nuestra señora de la soterraña 2021

wikipedia

El hallazgo por un pastor en 1392 de la imagen de la Virgen, tomada como un milagro, impulsó a la reina Catalina de Lancaster a establecer un monasterio y, poco después, a fundar la Villa, cuya carta está fechada en 1395.

Corría el año 1392 cuando, en el mes de septiembre, un pastor llamado Pedro Amador cuidaba de su rebaño, y María la Madre de Dios se le apareció y le encomendó una doble misión: ir a Segovia y pedir al obispo que viniera a la zona de la pizarra y desenterrara su imagen allí escondida, y que construyera un altar dedicado a su culto en ese lugar.

Dos veces tuvo que acudir el pastor al obispo para que acudiera a la zona de la pizarra, pero una vez allí, y siguiendo las indicaciones que le dio Pedro Amador, la imagen apareció, y se inició su culto.

La gran afluencia de gente que se reunía en torno al santuario hizo que se construyeran una serie de edificios, entre ellos una posada; y la reina tuvo que plantearse si establecer una Villa exenta de la Comunidad de la Ciudad y Tierra de Segovia para proteger la decencia y el culto del Santuario.

blanca de navarra, reina de castilla

Lo más destacado de los edificios es la puerta norte y, sobre todo, el claustro del monasterio, el altar mayor barroco y el coro de la iglesia, en cuyas paredes se encuentran asientos de madera ricamente tallados con un artesonado mudéjar.

Entre las pinturas, retablos y esculturas del interior de la iglesia, destaca el retablo mayor plateresco, con pinturas de Antonio Vázquez. También cuenta con una escultura policromada de San Jerónimo Penitente, atribuida a Alonso Berruguete, en la capilla situada a la derecha del altar mayor.

De la construcción destacan la puerta norte y sobre todo el claustro del monasterio, también el altar mayor de estilo barroco y el coro de la iglesia, en cuyas paredes destacan asientos de madera ricamente tallados con un artesonado mudéjar. Entre los cuadros, retablos y esculturas del interior de la iglesia destacan el retablo mayor plateresco con pinturas de Antonio Vázquez, y una talla policromada de San Jerónimo penitente atribuida a Alonso Berruguete, en la capilla situada a la derecha del altar mayor.

Iglesia monasterio de nuestra señora de la soterraña 2022

En 1920 dos de sus elementos fueron declarados monumentos nacionales, la portada de la iglesia y el claustro del monasterio. [Desde que se cambió la denominación a bienes de interés cultural, el monasterio y la portada de la iglesia están catalogados como tales. . [2]

La reina Catalina pagó gran parte de las obras con dinero de la corona, muchos fieles también aportaron dinero y contribuciones personales para la construcción y que se vieron incrementadas por dos bulas adicionales del Papa Benedicto XII, en 1395 en Aviñón, por las que se concedía indulgencia a quienes dieran limosna para su construcción. [6]

La iglesia original era rectangular, dividida en tres naves, y como era costumbre en la época, estaba orientada al este. La puerta de entrada de uso diario estaba al norte y al oeste había otra que sólo se abría para la entrada de peregrinaciones y procesiones en determinados días del año, llamada puerta del perdón.

El 2 de febrero de 1399 la reina concedió en Toledo una carta de entrega de la imagen y del convento de Santa María a la orden de Predicadores de Santo Domingo de Guzmán, que se materializó con la aceptación de dicha orden el 7 de septiembre de ese mismo año. [7]