Oraciones para reflexionar en grupo

  • por
Oraciones para reflexionar en grupo

Oraciones de reflexión para la escuela

Skip to contentRezar juntos es una parte importante de la vida cristiana. Cuando rezas con otras personas, ¿cómo sueles estructurar el tiempo de oración? Uno de los métodos más comunes que he encontrado es que una persona comience, y luego ir alrededor del círculo, haciendo que cada persona ore a su vez. A veces está incluso más estructurado, y se nos pide que recemos por la persona de nuestra derecha (o izquierda). Incluso cuando rezo individualmente con otros pastores, a menudo me preguntan: «¿Quieres abrir o cerrar?», dando a entender que cada uno rezará una sola vez.Cuando se reza alrededor del círculo, hay que encajar todo lo que se quiere decir en una sola oración. No tendrás la oportunidad de rezar una segunda vez. Quien sea el «siguiente» probablemente esté componiendo su discurso de oración en lugar de escuchar realmente a la persona que está rezando en ese momento. Si hay un buscador presente, o una persona que no está preparada para rezar en voz alta, puede estar luchando contra una sensación de pánico sobre qué hacer cuando le toque rezar. A veces, la primera persona reza brevemente sobre todas las peticiones de la lista. ¿Qué debe hacer la siguiente persona? ¿Revisar la lista de nuevo?

Ideas de reflexión para la oración

Padre, ayúdanos a abrazar y disfrutar la vida que nos has dado para vivir. No estamos aquí en la tierra por casualidad. Cada día que nos despertamos para respirar, nos sales fielmente al encuentro con un propósito. Espíritu Santo, fielmente nos empuja y nos recuerda que somos hijos de Dios, liberados de las cadenas del pecado por el sacrificio de Cristo en la cruz, y la resurrección y aserción al cielo donde está sentado por el Padre. Bendice nuestras mentes para recordar y abrazar la libertad, la esperanza, la alegría y la paz que tenemos en Cristo. En el nombre de Jesús, Amén.Oración inicial de confesiónSeñor bondadoso, danos el valor de buscar el perdón. Recuérdanos que la confesión nunca es un error; nos libera de las cadenas del enemigo. Sabemos que no podemos esconder nuestros corazones de ti. Ayúdanos a soltar nuestra amargura y nuestro miedo, y purifícanos con el conocimiento de que tú has quitado todo pecado. En tu nombre, amén.Crédito de la foto: GettyImages/Rawpixel

Dios, ayúdanos. Donde seamos débiles, haznos fuertes. Donde flaqueamos, ayúdanos a echar el ancla. Que encontremos fuerza al saber que nos sostienes. Ya no necesitamos que nos sujeten las garras del mundo. Que creamos que eres tan creíble que veamos tu mano en nuestro todo. Que caigamos en tus brazos de gracia, para que nunca sintamos que las punzadas de la condena nos destrozan. Ese no eres tú. Y, en verdad, no queremos nada que no esté asociado a ti: sólo nos dejará vacíos. Dios, tú eres el que nos deja llenos. No una vez, sino todo el tiempo. Dios, danos a ti. Aumenta nuestra fe; conviértenos en luchadores que no se arredran. Que sepamos, con fuerza, que tú eres lo que necesitamos para correr. Tú eres la respuesta a todo. Tú eres el único camino. Ata nuestro corazón a ti. Amén. (Kellie Balarie)Encontrar la plenitud en DiosPadre Celestial, ayúdanos a encontrar la plenitud en tu presencia. Ayúdanos a vivir de tal manera que nuestras acciones sean un reflejo de tu propia gracia y misericordia. Enséñanos a buscar primero tu Reino, en una vida que traiga gloria a tu nombre. Amén.

Oración de reflexión para las reuniones

La oración puede rezarse mentalmente o en voz alta. Rezar en voz alta puede a veces centrar los pensamientos. Las oraciones pueden pronunciarse en cualquier momento. Para que la oración sea significativa, lo mejor es buscar un lugar tranquilo donde no te molesten.

Cerramos la oración diciendo: «En el nombre de Jesucristo, amén». Lo hacemos porque Jesús es nuestro Salvador, nuestro mediador entre la muerte (física y espiritual) y la vida eterna.  También cerramos diciendo Amén porque significa que aceptamos o estamos de acuerdo con lo que se ha dicho.

Querido Padre Celestial, estoy muy agradecido por tu guía en mi vida. Estoy especialmente agradecido por mi viaje seguro al ir de compras hoy. Mientras trato de mantener tus mandamientos, por favor ayúdame a recordar siempre la oración. Por favor ayúdame a leer las escrituras diariamente. Digo estas cosas en el nombre de Jesucristo, Amén.

Analiza activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Ejemplos de oración de reflexión

La oración es una parte vital de lo que somos y hacemos como pueblo de Dios. Creemos que debería estar entretejida en todo lo que hacemos como familia de la iglesia. Como cristianos, dependemos de Dios para todo y la oración, en sus múltiples formas, es un canal abierto de comunicación con nuestro Padre celestial, a través del Señor Jesús, habilitado por el Espíritu Santo.

La oración puede ser algo personal, una conversación que cada uno tiene con Dios, pero también es importante que nos reunamos para orar como familia de la iglesia. Esto puede ser en nuestros grupos pequeños o en los tríos de oración o podría ser en una de las reuniones regulares de oración que tenemos. Como familia de la iglesia hay muchas oportunidades para rezar juntos.

Cadena de Oración Confidencial – si hay cosas delicadas por las que te gustaría que se orara, por favor envía un correo electrónico a tim.jane.jack@gmail.com y ellos harán saber a un pequeño grupo de personas que orarán en confianza.

El Padre Nuestro viene de la Biblia en Mateo 6 v 9-15 y hay muchas otras oraciones en la Biblia que también se pueden utilizar (utilice el índice en la parte delantera para ayudarle a encontrar su camino o utilizar una Biblia en línea en Biblegateway.com): Efesios 1 v 16-19, Salmo 139 v 23-24, Salmo 8, Salmo 91, Salmo 3, 1 Samuel 2 v 1-10, Jonás 2 v 2-9