Saltar al contenido
Portada » Donde se encuentran las proteinas

Donde se encuentran las proteinas

  • por
Donde se encuentran las proteinas

Proteínas de cáñamo

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico o de otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Los 10 mejores alimentos proteicos

La proteína es un nutriente esencial, responsable de múltiples funciones en su cuerpo, incluyendo la construcción de tejidos, células y músculos, así como la fabricación de hormonas y anticuerpos. Todo el mundo necesita proteínas en su dieta, pero si practica deportes de resistencia o entrenamiento con pesas puede beneficiarse de aumentar su consumo de proteínas, así como de incluirlas en su rutina de entrenamiento en momentos específicos para aprovechar sus beneficios para la construcción de músculo.

Para la mayoría de las personas se recomienda una dosis diaria de entre 0,8 y 1 g de proteínas por cada 1 kg de peso corporal. Para los levantadores de pesas y los atletas de fuerza se recomiendan entre 1,4 y 2 g de proteínas por kg de peso corporal al día, y entre 1,2 y 1,6 g de proteínas por kg de peso corporal al día para los atletas de resistencia.  Después del ejercicio, las proteínas son especialmente importantes, ya que los músculos las necesitan para recuperarse y crecer. Se recomienda una porción de proteínas (15-25g) dentro de los 30 minutos posteriores al ejercicio, cuando los músculos son particularmente receptivos a la síntesis de proteínas.

Para la mayoría de nosotros, nuestras necesidades diarias de proteínas se alcanzan fácilmente con una dieta sana y equilibrada. El Ministerio de Sanidad aconseja a los adultos que eviten consumir más del doble de la ingesta diaria recomendada de proteínas (55 g para el hombre medio y 50 g para la mujer media). Esto se debe a que, a largo plazo, el consumo de demasiadas proteínas podría provocar problemas de salud como un mayor riesgo de osteoporosis y un empeoramiento de un problema renal existente.  Sin embargo, las investigaciones en este campo son contradictorias y es probable que otros factores puedan influir en los resultados, como el hecho de que las proteínas sean de origen animal o vegetal y el equilibrio de la dieta en cuanto a vitaminas y minerales.

Garbanzo

Las proteínas son moléculas grandes y complejas que desempeñan muchas funciones críticas en el organismo. Realizan la mayor parte del trabajo en las células y son necesarias para la estructura, el funcionamiento y la regulación de los tejidos y órganos del cuerpo.

Las proteínas están formadas por cientos o miles de unidades más pequeñas llamadas aminoácidos, que se unen entre sí en largas cadenas. Hay 20 tipos diferentes de aminoácidos que pueden combinarse para formar una proteína. La secuencia de aminoácidos determina la estructura tridimensional única de cada proteína y su función específica. Los aminoácidos están codificados por combinaciones de tres bloques de construcción de ADN (nucleótidos), determinados por la secuencia de los genes.

Bendita proteína vegetal

Las proteínas están formadas por muchos bloques de construcción, conocidos como aminoácidos. Nuestro cuerpo necesita proteínas alimentarias para suministrar aminoácidos para el crecimiento y el mantenimiento de nuestras células y tejidos. Nuestras necesidades de proteínas alimentarias cambian a lo largo de la vida. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda que los adultos consuman al menos 0,83 g de proteínas por kg de peso corporal al día (por ejemplo, 58 g/día para un adulto de 70 kg). Las proteínas de origen vegetal y animal varían en cuanto a su calidad y digestibilidad, pero esto no suele ser motivo de preocupación para la mayoría de las personas si el total de proteínas satisface sus necesidades. Debemos procurar consumir proteínas de una variedad de fuentes que beneficien tanto a nuestra salud como al planeta.

Las proteínas están formadas por muchos aminoácidos diferentes unidos entre sí. Hay veinte aminoácidos diferentes que se encuentran en las plantas y los animales. Una proteína típica está formada por 300 o más aminoácidos y el número y la secuencia específicos de aminoácidos son únicos para cada proteína. Al igual que el alfabeto, las “letras” de los aminoácidos pueden disponerse de millones de maneras diferentes para crear “palabras” y todo un “lenguaje” proteico. Dependiendo del número y la secuencia de aminoácidos, la proteína resultante se plegará con una forma específica. Esta forma es muy importante, ya que determinará la función de la proteína (por ejemplo, músculo o enzima). Cada especie, incluida la humana, tiene sus propias proteínas características.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad