Saltar al contenido
Portada » Características psicoevolutivas segundo ciclo primaria

Características psicoevolutivas segundo ciclo primaria

  • por
Características psicoevolutivas segundo ciclo primaria

Psicólogos evolutivos

La psicología evolutiva es un enfoque teórico de las ciencias sociales y naturales que examina la estructura psicológica desde una perspectiva evolutiva moderna[1] y trata de identificar qué rasgos psicológicos humanos son adaptaciones evolucionadas, es decir, los productos funcionales de la selección natural o sexual en la evolución humana. El pensamiento adaptacionista sobre los mecanismos fisiológicos, como el corazón, los pulmones y el sistema inmunológico, es común en la biología evolutiva. Algunos psicólogos evolutivos aplican el mismo pensamiento a la psicología, argumentando que la modularidad de la mente es similar a la del cuerpo y que las diferentes adaptaciones modulares sirven para diferentes funciones. Estos psicólogos evolutivos sostienen que gran parte del comportamiento humano es el resultado de adaptaciones psicológicas que evolucionaron para resolver problemas recurrentes en los entornos ancestrales humanos[2].

La psicología evolutiva no es simplemente una subdisciplina de la psicología, sino que su teoría evolutiva puede proporcionar un marco metateórico fundacional que integre todo el campo de la psicología del mismo modo que la biología evolutiva lo ha hecho con la biología[3][4][5].

Ejemplos de psicología evolutiva en humanos

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a información en un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

El psicólogo británico John Bowlby fue el primer teórico del apego y lo describió como una “conexión psicológica duradera entre seres humanos”. Bowlby se interesó por comprender la ansiedad y la angustia de separación que experimentan los niños cuando se separan de sus cuidadores principales.

Algunas de las primeras teorías conductuales sugerían que el apego era simplemente un comportamiento aprendido. Estas teorías proponían que el apego era simplemente el resultado de la relación de alimentación entre el niño y el cuidador. Como el cuidador alimenta al niño y le proporciona alimento, el niño se apega.

Ejemplos de enfoques evolutivos

aDepartamento de Métodos de Investigación Sanitaria, Evidencia e Impacto, Universidad McMaster, Hamilton, ON, Canadá; bDepartamento de Nutrición, Universidad de Lille, Lille, Francia; Departamentos de cPsiquiatría y Neurociencias del Comportamiento, y dPatología y Medicina Molecular, Universidad McMaster, Hamilton, ON, Canadá

Los trastornos alimentarios (TCA), incluyendo la anorexia nerviosa (AN), la bulimia nerviosa (BN) y el trastorno por atracón (BED), afectan hasta el 5% de la población en los países occidentales. Los factores de riesgo para desarrollar un TCA son los rasgos de personalidad, el entorno familiar, el sexo, la edad, la etnia y la cultura. A pesar de ser de moderada a altamente heredable, con estimaciones que oscilan entre el 28 y el 83%, no se han identificado de forma concluyente factores de riesgo genéticos. Nuestro objetivo era explorar las teorías evolutivas de las DE para proporcionar una nueva perspectiva en la investigación de nuevos mecanismos biológicos y causas genéticas de las DE. Desarrollamos un marco que explica las posibles interacciones entre el riesgo genético y las influencias culturales en el desarrollo de la DE. El marco incluye tres categorías de predisposición genética (personas con variantes genéticas principalmente restrictivas de la AN, personas con variantes principalmente de la BED y personas con variantes genéticas que predisponen a ambas enfermedades) y una variable binaria de presencia o ausencia de presión para estar delgado. Proponemos nuevas teorías para explicar las características superpuestas de los subtipos de AN (atracón/purga y restrictivo), BN y BED. Por ejemplo, las mutaciones/variantes genéticas estructurales en el mismo gen que causan efectos opuestos o las mutaciones en genes cercanos que dan lugar a un desequilibrio parcial para los genes que causan la AN (restrictiva) y la BED pueden explicar el solapamiento de los fenotipos observados en la AN (atracón/purga).

La psicología evolutiva tiene sus raíces en

La confianza y la autonomía de las etapas anteriores se transforman en el deseo de tomar la iniciativa o de pensar en ideas e iniciativas de acción (Erikson, 1982). Los niños pueden querer construir un fuerte con los cojines del sofá del salón o abrir un puesto de limonada en la entrada de casa o hacer un zoo con sus animales de peluche y repartir entradas a los que quieran venir. O puede que sólo quieran prepararse para ir a la cama sin ayuda. Para reforzar la toma de iniciativa, los cuidadores deben elogiar los esfuerzos del niño y evitar criticar los desórdenes o los errores. Colocar fotos de dibujos en la nevera, comprar pasteles de barro para la cena y admirar torres de legos facilitará el sentido de la iniciativa del niño.

La primera infancia es una época de formación del sentido inicial del yo.  El autoconcepto es la descripción que hacemos de nosotros mismos según diversas categorías, como nuestras cualidades externas e internas. En cambio, la autoestima es un juicio evaluativo sobre lo que somos. La aparición de habilidades cognitivas en este grupo de edad da lugar a una mejor percepción del yo. Si se le pidiera que se describiera a sí mismo a los demás, probablemente proporcionaría algunos descriptores físicos, la afiliación a un grupo, los rasgos de personalidad, las peculiaridades de comportamiento, los valores y las creencias. Cuando los investigadores plantean a los niños pequeños la misma pregunta abierta, los niños proporcionan descriptores físicos, actividades preferidas y posesiones favoritas. Así, una niña de tres años puede describirse a sí misma como una niña de tres años con el pelo rojo a la que le gusta jugar con legos. Este enfoque en las cualidades externas se conoce como el yo categórico.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad