Saltar al contenido
Portada » Que es autótrofos y heterótrofos

Que es autótrofos y heterótrofos

  • por
Que es autótrofos y heterótrofos

Bacteroide

Ciclo entre autótrofos y heterótrofos. Los autótrofos utilizan la luz, el dióxido de carbono (CO2) y el agua para formar oxígeno y compuestos orgánicos complejos, principalmente mediante el proceso de fotosíntesis (flecha verde). Ambos tipos de organismos utilizan estos compuestos a través de la respiración celular para generar ATP y volver a formar CO2 y agua (dos flechas rojas).

Un heterótrofo (/ˈhɛtərəˌtroʊf, -ˌtrɒf/;[1] del griego antiguo ἕτερος héteros “otro” y τροφή trophḗ “nutrición”) es un organismo que no puede producir su propio alimento, sino que se nutre de otras fuentes de carbono orgánico, principalmente materia vegetal o animal. En la cadena alimentaria, los heterótrofos son consumidores primarios, secundarios y terciarios, pero no productores[2][3] Los organismos vivos que son heterótrofos incluyen todos los animales y hongos, algunas bacterias y protistas,[4] y muchas plantas parásitas. El término heterótrofo surgió en microbiología en 1946 como parte de una clasificación de los microorganismos basada en su tipo de nutrición[5]. El término se utiliza ahora en muchos campos, como la ecología para describir la cadena alimentaria.

Ejemplos de autótrofos y heterótrofos

Resumen del ciclo entre autótrofos y heterótrofos. La fotosíntesis es el principal medio por el que las plantas, las algas y muchas bacterias producen compuestos orgánicos y oxígeno a partir de dióxido de carbono y agua (flecha verde).

Un autótrofo o productor primario es un organismo que produce compuestos orgánicos complejos (como hidratos de carbono, grasas y proteínas) a partir del carbono de sustancias simples como el dióxido de carbono,[1] generalmente utilizando la energía de la luz (fotosíntesis) o reacciones químicas inorgánicas (quimiosíntesis)[2] Convierten una fuente abiótica de energía (por ejemplo, la luz) en energía almacenada en compuestos orgánicos, que pueden ser utilizados por otros organismos (por ejemplo, los heterótrofos). Los autótrofos no necesitan una fuente viva de carbono o energía y son los productores en una cadena alimentaria, como las plantas en la tierra o las algas en el agua (en contraste con los heterótrofos como consumidores de autótrofos u otros heterótrofos). Los autótrofos pueden reducir el dióxido de carbono para fabricar compuestos orgánicos para la biosíntesis y como combustible químico almacenado. La mayoría de los autótrofos utilizan el agua como agente reductor, pero algunos pueden utilizar otros compuestos de hidrógeno, como el sulfuro de hidrógeno.

¿las bacterias son heterótrofas?

Los organismos se clasifican en dos grandes categorías en función de cómo obtienen su energía y nutrientes: autótrofos y heterótrofos. Los autótrofos se conocen como productores porque son capaces de fabricar su propio alimento a partir de materias primas y energía. Algunos ejemplos son las plantas, las algas y algunos tipos de bacterias. Los heterótrofos se denominan consumidores porque consumen productores u otros consumidores. Los perros, las aves, los peces y los seres humanos son ejemplos de heterótrofos.

Los heterótrofos ocupan el segundo y tercer nivel de una cadena alimentaria, una secuencia de organismos que proporcionan energía y nutrientes a otros organismos. Cada cadena alimentaria consta de tres niveles tróficos, que describen el papel de un organismo en un ecosistema. En el primer nivel trófico se encuentran los autótrofos, como las plantas y las algas. Los herbívoros -organismos que se alimentan de plantas- ocupan el segundo nivel. Los carnívoros (organismos que comen carne) y los omnívoros (organismos que comen plantas y carne) ocupan el tercer nivel. Tanto los consumidores primarios (herbívoros) como los secundarios (carnívoros y omnívoros) son heterótrofos, mientras que los productores primarios son autótrofos.

Ejemplos de heterótrofos

Los autótrofos son organismos que pueden producir su propio alimento a partir de las sustancias disponibles en su entorno utilizando la luz (fotosíntesis) o la energía química (quimiosíntesis). Los heterótrofos no pueden sintetizar su propio alimento y dependen de otros organismos -tanto plantas como animales- para nutrirse. Técnicamente, la definición es que los autótrofos obtienen el carbono de fuentes inorgánicas como el dióxido de carbono (CO2), mientras que los heterótrofos obtienen el carbono reducido de otros organismos. Los autótrofos suelen ser plantas; también se les llama “autoalimentadores” o “productores primarios”.

Los autótrofos no dependen de otros organismos para alimentarse. Son los productores primarios y se sitúan en primer lugar en la cadena alimentaria. Los heterótrofos que dependen de los autótrofos y de otros heterótrofos para su nivel de energía se sitúan a continuación en la cadena alimentaria.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad