Nombres de plantas que se reproducen asexualmente

  • por
Nombres de plantas que se reproducen asexualmente

Tipos de reproducción en las plantas

La reproducción de las plantas es la producción de nueva descendencia en las plantas, que puede llevarse a cabo mediante la reproducción sexual o asexual. La reproducción sexual produce una descendencia mediante la fusión de gametos, lo que da lugar a una descendencia genéticamente diferente de cualquiera de los padres. La reproducción asexual produce nuevos individuos sin la fusión de gametos. Las plantas clonales resultantes son genéticamente idénticas a la planta madre y entre sí, a menos que se produzcan mutaciones.

La reproducción asexual no implica la producción y fusión de gametos masculinos y femeninos. La reproducción asexual puede producirse a través de la fisión binaria, la gemación, la fragmentación, la formación de esporas, la regeneración y la propagación vegetativa.

La reproducción asexual es un tipo de reproducción en el que la descendencia procede de un solo progenitor, heredando así las características de éste. La reproducción asexual en las plantas se da en dos formas fundamentales la reproducción vegetativa y la agamospermia[1] La reproducción vegetativa implica que una pieza vegetativa de la planta original produce nuevos individuos por brotación, macollaje, etc. y se distingue de la apomixis, que es una sustitución de la reproducción sexual, y en algunos casos implica semillas. La apomixis se da en muchas especies de plantas, como el diente de león (especie Taraxacum), y también en algunos organismos no vegetales. Para la apomixis y procesos similares en organismos no vegetales, véase partenogénesis.

Estrella de mar

La reproducción vegetal es la producción de nueva descendencia en las plantas, que puede llevarse a cabo mediante la reproducción sexual o asexual. La reproducción sexual produce una descendencia mediante la fusión de gametos, lo que da lugar a una descendencia genéticamente diferente de cualquiera de los padres. La reproducción asexual produce nuevos individuos sin la fusión de gametos. Las plantas clonales resultantes son genéticamente idénticas a la planta madre y entre sí, a menos que se produzcan mutaciones.

La reproducción asexual no implica la producción y fusión de gametos masculinos y femeninos. La reproducción asexual puede producirse a través de la fisión binaria, la gemación, la fragmentación, la formación de esporas, la regeneración y la propagación vegetativa.

La reproducción asexual es un tipo de reproducción en el que la descendencia procede de un solo progenitor, heredando así las características de éste. La reproducción asexual en las plantas se da en dos formas fundamentales la reproducción vegetativa y la agamospermia[1] La reproducción vegetativa implica que una pieza vegetativa de la planta original produce nuevos individuos por brotación, macollaje, etc. y se distingue de la apomixis, que es una sustitución de la reproducción sexual, y en algunos casos implica semillas. La apomixis se da en muchas especies de plantas, como el diente de león (especie Taraxacum), y también en algunos organismos no vegetales. Para la apomixis y procesos similares en organismos no vegetales, véase partenogénesis.

Diagrama de la reproducción de las plantas

Muchas plantas se reproducen tanto asexualmente como sexualmente. En la reproducción asexual, se utiliza una parte de la planta madre para generar una nueva planta. El injerto, la estratificación y la micropropagación son algunos de los métodos utilizados para la reproducción asexual artificial. La nueva planta es genéticamente idéntica a la planta madre de la que se ha tomado la cepa. Las plantas de reproducción asexual se desarrollan bien en entornos estables.

Muchas plantas son capaces de propagarse por sí mismas mediante la reproducción asexual. Este método no requiere la inversión necesaria para producir una flor, atraer a los polinizadores o encontrar un medio de dispersión de las semillas. La reproducción asexual produce plantas genéticamente idénticas a la planta madre porque no se mezclan los gametos masculinos y femeninos. Tradicionalmente, estas plantas sobreviven bien en condiciones ambientales estables en comparación con las plantas producidas a partir de la reproducción sexual porque llevan genes idénticos a los de sus padres.

Parthenog

Muchas plantas se reproducen tanto asexualmente como sexualmente. En la reproducción asexual, se utiliza una parte de la planta madre para generar una nueva planta. El injerto, la estratificación y la micropropagación son algunos de los métodos utilizados para la reproducción asexual artificial. La nueva planta es genéticamente idéntica a la planta madre de la que se ha tomado la cepa. Las plantas de reproducción asexual se desarrollan bien en entornos estables.

Muchas plantas son capaces de propagarse por sí mismas mediante la reproducción asexual. Este método no requiere la inversión necesaria para producir una flor, atraer a los polinizadores o encontrar un medio de dispersión de las semillas. La reproducción asexual produce plantas genéticamente idénticas a la planta madre porque no se mezclan los gametos masculinos y femeninos. Tradicionalmente, estas plantas sobreviven bien en condiciones ambientales estables en comparación con las plantas producidas a partir de la reproducción sexual porque llevan genes idénticos a los de sus padres.