Saltar al contenido
Portada » Mi perro de un momento a otro no puede mover las patas

Mi perro de un momento a otro no puede mover las patas

  • por
Mi perro de un momento a otro no puede mover las patas

mi perro está rígido y no se mueve

Al igual que sus dueños, los perros pueden verse afectados por una serie de problemas de salud urgentes, como los accidentes cerebrovasculares. Aunque los accidentes cerebrovasculares son menos frecuentes en los perros que en los humanos, son igual de graves. Ser testigo de que su querido perro sufre un ictus es una experiencia aterradora, y es importante saber qué hacer si esto ocurre.

Según la Asociación Nacional de Accidentes Cerebrovasculares, un accidente cerebrovascular se produce cuando hay una interrupción del flujo sanguíneo al cerebro, privando a las células cerebrales de su suministro de oxígeno. Esto suele ocurrir de forma repentina y sin previo aviso. El alcance del daño y su impacto en el perro varía en función de la parte del cerebro afectada.

Tanto en los humanos como en los perros, los accidentes cerebrovasculares suelen clasificarse como isquémicos o hemorrágicos. “Un ictus isquémico se produce cuando un vaso que suministra sangre a una parte del cerebro se obstruye y se produce un daño en el tejido cerebral”, explica la Dra. Jennifer Coates, veterinaria que forma parte del consejo asesor de Pet Life Today. “En un ictus hemorrágico, un vaso del cerebro sangra, lo que provoca una hinchazón y un aumento de la presión”, añade. Ambos tipos de ictus privan al cerebro de sangre y oxígeno, lo que provoca la muerte de las células cerebrales. Los accidentes cerebrovasculares isquémicos son más frecuentes que los hemorrágicos, tanto en personas como en perros.

el perro tiene problemas para caminar de repente

Si su querido perro ya no se mueve como antes, podría ser un signo de un problema de salud mayor. La cojera en los perros puede ser motivo de preocupación, desde un pequeño hematoma o un objeto atascado en la pata hasta una lesión o afección grave. Si su perro cojea de forma intermitente, puede deberse a un dolor articular común en los perros de edad avanzada o a la capacidad de su perro para enmascarar el dolor. Si su perro cojea repentinamente, puede tratarse de un esguince de tobillo o de una lesión relacionada con un impacto. Con una gran cantidad de factores, es importante tomar en serio la cojera de su perro, vigilarla lo mejor posible y, en última instancia, hacer una visita a su veterinario de barrio.

En la Clínica Veterinaria Ponderosa en Colorado Springs, somos su clínica veterinaria de barrio amigable aquí en Colorado Springs para informarle sobre cómo puede ayudar a su perro. Hemos tratado prácticamente todos los problemas de salud que conducen a la cojera o cojera en los perros. A continuación se presentan las razones comunes por las que su perro está cojeando – así como algunos consejos sobre cómo ayudar a su perro a caminar cómodamente de nuevo.

el perro no puede caminar con las patas traseras de repente

En lugar de dejarlo pasar y ver si mejora con el tiempo, llame a su veterinario y programe una cita inmediatamente. Podría ser algo que se puede arreglar, pero no querrá esperar demasiado porque el tiempo es esencial, y su perro podría estar experimentando dolor. Cuanto antes determine la causa, antes podrá su perro volver a sentirse feliz.

Tenga en cuenta que la naturaleza del perro es poner una cara valiente cuando le duele. Por eso, cuando te das cuenta de que le duele, el dolor que siente puede ser muy intenso. Por eso, te recomendamos que te pongas en contacto con tu veterinario lo antes posible.

El botulismo es una enfermedad grave y poco frecuente causada por la toxina botulínica, que se libera de la bacteria Clostridium botulinum. Las fuentes habituales de la toxina son el heno, la hierba y el grano en descomposición, los cadáveres en descomposición y las verduras en mal estado. La forma más común de que un perro sufra botulismo es comiendo un cadáver con la toxina.

Los perros que sufren botulismo reciben un tratamiento diferente según la gravedad, pero puede ser necesaria la hospitalización. Si su perro padece botulismo leve, puede ser hospitalizado y recibir una sonda urinaria para mantener la vejiga vacía (el botulismo puede causar continencia urinaria). Además, su perro puede recibir nutrición por vía intravenosa.

mi perro no puede ponerse de pie y jadea

Su recurso más valioso para determinar la causa de la cojera de su perro es su veterinario. Sin embargo, antes de llamar para concertar una cita, la mayoría de nosotros queremos saber un poco sobre las causas comunes de la cojera en los perros, qué esperar de una visita al veterinario y cuándo la cojera es una emergencia veterinaria.

Existen dos tipos de cojeras: las de aparición gradual y las de aparición repentina. Las cojeras de aparición gradual se producen lentamente a lo largo del tiempo. Las cojeras repentinas se producen rápidamente, como su nombre indica, normalmente tras una lesión o traumatismo. Saber si la cojera de su perro es repentina o gradual puede ayudar a su veterinario a acotar las posibles causas de la cojera de su perro, y puede ayudarle a determinar si la cojera de su perro es una urgencia veterinaria.

En general, las cojeras de aparición gradual están causadas por una enfermedad subyacente, crónica o degenerativa, como la artrosis o la displasia. En cambio, las cojeras de aparición repentina suelen estar causadas por una lesión o un traumatismo.

El hecho de que su perro cojee gradualmente no significa que deba posponer una cita. Algunas causas de la cojera gradual, como el cáncer de huesos o la displasia de cadera, pueden tratarse con mayor eficacia si se detectan cuanto antes.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad