Saltar al contenido
Portada » En que consiste la reproduccion asexual

En que consiste la reproduccion asexual

  • por
En que consiste la reproduccion asexual

reproducción asexual

La reproducción asexual es un tipo de reproducción que no implica la fusión de gametos ni el cambio en el número de cromosomas. Las crías que surgen por reproducción asexual de organismos unicelulares o multicelulares heredan el conjunto completo de genes de su único progenitor. La reproducción asexual es la principal forma de reproducción de los organismos unicelulares, como las arqueas y las bacterias. Muchos organismos eucariotas, como las plantas, los animales y los hongos, también pueden reproducirse asexualmente[1]. En los vertebrados, la forma más común de reproducción asexual es la partenogénesis, que suele utilizarse como alternativa a la reproducción sexual en épocas en las que las oportunidades de reproducción son limitadas[2].

Aunque todos los procariotas se reproducen sin la formación y fusión de gametos, los mecanismos de transferencia lateral de genes, como la conjugación, la transformación y la transducción, pueden asemejarse a la reproducción sexual en el sentido de la recombinación genética en la meiosis[3].

Los procariotas (Archaea y Bacterias) se reproducen asexualmente a través de la fisión binaria, en la que el organismo padre se divide en dos para producir dos organismos hijos genéticamente idénticos. Los eucariotas (como los protistas y los hongos unicelulares) pueden reproducirse de manera funcionalmente similar por mitosis; la mayoría de ellos también son capaces de reproducirse sexualmente.

pulgón

La reproducción asexual es un tipo de reproducción que no implica la fusión de gametos ni el cambio en el número de cromosomas. Las crías que surgen por reproducción asexual de organismos unicelulares o multicelulares heredan el conjunto completo de genes de su único progenitor. La reproducción asexual es la principal forma de reproducción de los organismos unicelulares, como las arqueas y las bacterias. Muchos organismos eucariotas, como las plantas, los animales y los hongos, también pueden reproducirse asexualmente[1]. En los vertebrados, la forma más común de reproducción asexual es la partenogénesis, que suele utilizarse como alternativa a la reproducción sexual en épocas en las que las oportunidades de reproducción son limitadas[2].

Aunque todos los procariotas se reproducen sin la formación y fusión de gametos, los mecanismos de transferencia lateral de genes, como la conjugación, la transformación y la transducción, pueden asemejarse a la reproducción sexual en el sentido de la recombinación genética en la meiosis[3].

Los procariotas (Archaea y Bacterias) se reproducen asexualmente a través de la fisión binaria, en la que el organismo padre se divide en dos para producir dos organismos hijos genéticamente idénticos. Los eucariotas (como los protistas y los hongos unicelulares) pueden reproducirse de manera funcionalmente similar por mitosis; la mayoría de ellos también son capaces de reproducirse sexualmente.

dragón de komodo

La reproducción asexual se da en los microorganismos procariotas (bacterias) y en algunos organismos eucariotas unicelulares y pluricelulares. La reproducción asexual produce una descendencia genéticamente idéntica al progenitor, ya que todos los descendientes son clones del progenitor original. Un solo individuo puede producir descendencia de forma asexual y se puede producir un gran número de descendientes rápidamente.

En un entorno estable o predecible, la reproducción asexual es un medio eficaz de reproducción porque toda la descendencia estará adaptada a ese entorno. En un entorno inestable o impredecible, las especies que se reproducen asexualmente pueden estar en desventaja porque todas las crías son genéticamente idénticas y pueden no tener la variación genética para sobrevivir en condiciones nuevas o diferentes. Por otro lado, las rápidas tasas de reproducción asexual pueden permitir una rápida respuesta a los cambios ambientales si los individuos tienen mutaciones. Una ventaja adicional de la reproducción asexual es que la colonización de nuevos hábitats puede ser más fácil cuando un individuo no necesita encontrar una pareja para reproducirse. Los animales se reproducen asexualmente de varias maneras.

reptiles

La reproducción asexual es un tipo de reproducción que no implica la fusión de gametos ni el cambio en el número de cromosomas. Las crías que surgen por reproducción asexual de organismos unicelulares o multicelulares heredan el conjunto completo de genes de su único progenitor. La reproducción asexual es la principal forma de reproducción de los organismos unicelulares, como las arqueas y las bacterias. Muchos organismos eucariotas, como las plantas, los animales y los hongos, también pueden reproducirse asexualmente[1]. En los vertebrados, la forma más común de reproducción asexual es la partenogénesis, que suele utilizarse como alternativa a la reproducción sexual en épocas en las que las oportunidades de reproducción son limitadas[2].

Aunque todos los procariotas se reproducen sin la formación y fusión de gametos, los mecanismos de transferencia lateral de genes, como la conjugación, la transformación y la transducción, pueden asemejarse a la reproducción sexual en el sentido de la recombinación genética en la meiosis[3].

Los procariotas (Archaea y Bacterias) se reproducen asexualmente a través de la fisión binaria, en la que el organismo padre se divide en dos para producir dos organismos hijos genéticamente idénticos. Los eucariotas (como los protistas y los hongos unicelulares) pueden reproducirse de manera funcionalmente similar por mitosis; la mayoría de ellos también son capaces de reproducirse sexualmente.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad