A mi perro le salieron bolitas en el cuerpo

  • por
A mi perro le salieron bolitas en el cuerpo

bultos repentinos en la piel del perro

Si se preocupa por encontrar un bulto en su perro o se pregunta qué es ese bulto bajo la piel de su perro, intente que no cunda el pánico: hay muchas causas posibles para los bultos en su mascota. Aunque los perros pueden desarrollar tumores cancerosos, si encuentra un bulto en la piel de su perro, muchos son tratables. Un bulto o protuberancia puede ser incluso tan simple como un folículo piloso inflamado.

Los tumores de piel son los más frecuentes en los perros, según el Manual Veterinario Merck. Si examina regularmente la piel de su perro, puede tomar la iniciativa en el cuidado de su salud. Establezca una rutina semanal de inspección de su perro desde la punta de la nariz hasta el final de la cola. Asegúrese de que se centra en los puntos que suelen pasar desapercibidos, como entre los dedos de los pies, debajo de la cola e incluso en la boca de su perro, si éste colabora. Lo más probable es que su perro disfrute de estas caricias y roces adicionales.

Si encuentra una masa en su perro, asegúrese de anotar dónde está, y no sólo mentalmente. Coge tu teléfono para hacer una o dos fotos rápidas. Los bultos y protuberancias de un perro pueden cambiar con el tiempo, y llevar un registro de su ubicación y tamaño ayudará a su veterinario a gestionar con mayor eficacia la salud de su perro.

un bulto apareció de la noche a la mañana en un perro

Reconozcámoslo, todos -tanto los humanos como los animales- nos volvemos más grumosos y con bultos con la edad. Pero, a diferencia de nosotros, nuestras mascotas no pueden señalar un bulto y preguntar: «¿Esto es normal?». Depende de nosotros estar atentos a los crecimientos bajo o sobre la piel de nuestra mascota. Y cuando encontramos un bulto o protuberancia mientras aseamos o acariciamos a nuestros perros, es comprensible que nos alarmemos. Esto no es malo, ya que es prudente ser consciente y precavido si se detecta un bulto nuevo o cambiante.

Dado que los bultos cutáneos benignos y cancerosos se confunden fácilmente, consulte a su veterinario para determinar qué tipo de bulto o protuberancia ha desarrollado su perro. Tras un examen físico, su veterinario puede recomendar una simple aspiración con aguja como primer paso para diagnosticar la composición de un tumor. Su veterinario utilizará una aguja fina para extraer algunas de las células del bulto y examinarlas en un portaobjetos bajo el microscopio. El procedimiento es rápido y sencillo y suele ser relativamente indoloro para su mascota.

Su veterinario podrá decir con el microscopio si el bulto es sólo un lipoma graso, o si tiene suficientes células dudosas como para justificar un examen más profundo con una revisión patológica, una biopsia o la extirpación.

fotos de bultos en perros

¿Tiene su perro un bulto o protuberancia en la piel o debajo de ella? Aunque los bultos y protuberancias son más comunes en los perros mayores, los perros jóvenes también pueden tenerlos.1 La mayoría de los bultos y protuberancias son benignos (no cancerosos), pero algunos pueden ser malignos (cancerosos). Cuanto mayor sea su perro, mayor será su probabilidad de padecer bultos malignos. La buena noticia es que la detección y el tratamiento tempranos de los bultos cancerosos pueden aumentar las posibilidades de curación.2

Los bultos y protuberancias benignos carecen de la capacidad de invadir otros tejidos y de extenderse a sitios más allá de donde están presentes. La gran mayoría de ellos no son motivo de preocupación, pero los que siguen creciendo pueden causar problemas, como restringir el movimiento o la respiración debido al tamaño del bulto, o que su perro se rasque continuamente porque le resultan irritantes. Si los bultos benignos causan problemas, debe considerarse su extirpación.1

Los lipomas son la masa benigna más común que pueden padecer los perros; a menudo se encuentran bajo la piel de los perros mayores3, y son más comunes en los perros obesos.1 Suelen ser tumores redondos y blandos de células grasas que crecen muy lentamente y rara vez se extienden1, por lo que pueden tardar hasta seis meses

mi perro tiene protuberancias bajo el pelo

Bultos en los perros: ¿debe preocuparse? Encontrar un bulto duro sobre o bajo la piel de su perro no es infrecuente. A veces, los bultos en la piel (más oficialmente denominados masas cutáneas o tumores cutáneos) pueden estar presentes durante semanas o meses antes de que se detecten, a menudo durante un baño o una sesión de acicalamiento. Estas masas pueden ser benignas, en cuyo caso no hay que preocuparse por su propagación, o malignas (consulte la dieta para el cáncer en perros), lo que significa que existe el riesgo de que el tumor se extienda a otros órganos del cuerpo, por lo que es importante conocer algunas cosas sencillas a las que hay que prestar atención para aumentar el nivel de preocupación de cualquier masa recién descubierta.

Si nota algún bulto o protuberancia en su perro, es buena idea reservar una cita con su veterinario para que examine la masa. Es probable que comience con un examen visual de la masa, observando su tamaño, color, firmeza y si está localizada únicamente en la piel o si se extiende a tejidos más profundos, como las capas de tejido conjuntivo. Toda esta información puede dar pistas sobre el tipo de masa, pero no es suficiente para un diagnóstico concluyente.