Saltar al contenido
Portada » Renault 5 alpine turbo

Renault 5 alpine turbo

  • por
Renault 5 alpine turbo

Renault 5 alpine turbo para la venta

Mi nombre es Hugo Morin, trabajo para BMW en Francia, y he sido un apasionado de la época desde que puedo recordar. Empecé a coleccionar y restaurar ciclomotores y motocicletas antes de lanzarme a los coches, y hoy me enorgullece compartir con vosotros mi Renault 5 Alpine Turbo de 1983. Sólo ha recorrido 85.000 km desde que es nuevo, y todavía se conduce como estaba previsto cuando el cuentakilómetros marcaba cero.

Mi interés por los coches empezó cuando era pequeño, aunque no recuerdo las circunstancias exactas. Sí recuerdo que mi abuelo me llevó al Salón del Automóvil de Ginebra y que me encantó a los cuatro años, así que quizá ese sea un buen punto de partida. Ese mismo año, y desde hace muchos, otro miembro de la familia, mi tío, me llevaba a las carreras que se celebraban en el Autódromo de Montlhéry. Y junto con esta dosis de automovilismo, también tuve un contacto temprano con los veloces coches de carretera franceses, ya que mi padre tenía dos Renault 5 Turbo cuando yo crecía. Pero no sólo eran cosas de mi país, y el tío que me llevaba a las carreras era un coleccionista empedernido de Porsche. Se puede decir que crecí rodeado de coches emocionantes, y me alegro de haber sido “infectado” desde una edad tan temprana.

Renault 5 turbo precio

El Renault 5 es un supermini de cuatro pasajeros, tres o cinco puertas, con motor delantero y tracción delantera, fabricado y comercializado por el fabricante de automóviles francés Renault en dos generaciones: 1972-1985 (también llamado R5) y 1984-1996 (también llamado Super 5 o Supercinq). El R5 se comercializó en EE.UU. y Canadá como Le Car, de 1976 a 1983.[1] Renault comercializó una variante sedán de cuatro puertas, el Renault 7, fabricado de 1974 a 1984 en España por la filial de Renault FASA-Renault[2] y exportado en mercados limitados.

El Renault 5 fue diseñado por Michel Boué,[10] que diseñó el coche en su tiempo libre, fuera de sus tareas habituales[10] Cuando los ejecutivos de Renault conocieron el trabajo de Boué, quedaron tan impresionados por su concepto que autorizaron inmediatamente un programa de desarrollo formal. El R5 tenía un portón trasero muy inclinado. Boué quería que las luces traseras subieran desde el parachoques hasta el pilar C, al estilo del Fiat Punto y el Volvo 850, pero las luces se mantuvieron a un nivel más convencional.

Renault 5 turbo 3

With the return of the Renault 5, in its new electric car format, there are many who have turned their eyes back to the classic French city car. And with everyone talking about it, it’s probably a good time to look back and enjoy this test of the Renault 5 Alpine Turbo.

In fact, you’ll have noticed something important: in this designation appears a term, such as Alpine, which is also in the spotlight today. With the return of the (test) Alpine A110, it is true, but also for the electrified future of the brand.

And in mechanical terms, this evolution translates into the inclusion of a Garret T3 turbocharger on the 1,397 cm3 and 93 hp engine of its predecessor. A ‘move’ with which, at a stroke, a power of 110 hp at 6,000 revolutions was achieved. Which at the time was already a more than respectable figure.

And seen live, the Renault 5 Alpine Turbo of this test is still as attractive as the first day. For it is true that the straight lines of the original R5 are maintained. But also, its image is that of a more ‘muscular’ car, painted in the unmistakable blue color that distinguished the model and with the inscriptions Turbo and Alpine clearly visible.

Renault 5 turbo rally

El Renault 5 Turbo o R5 Turbo es un automóvil deportivo con portón trasero lanzado por el fabricante francés Renault en el Salón del Automóvil de Bruselas en enero de 1980. El coche fue diseñado principalmente para los rallies, pero también se vendió en una versión de calle.

En respuesta al éxito de Lancia en los rallies con el Stratos de motor central, Jean Terramorsi, vicepresidente de producción de Renault, tuvo la idea de crear una nueva versión deportiva del supermini Renault 5 Alpine. [La nueva y distintiva carrocería trasera fue diseñada por Marc Deschamps en Bertone, bajo la dirección del diseñador jefe Marcello Gandini[3]. Un Renault 5 Alpine fue enviado a Bertone en octubre de 1977 para ser utilizado como “maniquí”[2] El nombre en clave del coche fue Projet 822[4].

Aunque el Renault 5 de serie tiene un motor montado en la parte delantera, el 5 Turbo contaba con un Cléon-Fonte de 1.397 cc (1,4 L; 85,3 cu in) montado en la parte central, con combustible alimentado por la inyección de combustible Bosch K-Jetronic y un turbocompresor Garrett AiResearch T3 OHV de 2 válvulas por cilindro, colocado detrás del conductor en la parte central del chasis del Renault 5 modificado. En su forma estándar, el motor desarrollaba 160 CV (158 hp; 118 kW) a 6000 rpm y un par máximo de 221 N⋅m (163 lb⋅ft) a 3250 rpm[5].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad