Saltar al contenido
Portada » Radio cassette coche usb

Radio cassette coche usb

  • por
Radio cassette coche usb

Victrola boombox con bluetooth

Jeremy Laukkonen es redactor de temas técnicos y de automoción en numerosas publicaciones especializadas. Cuando no está investigando y probando ordenadores, consolas de videojuegos o teléfonos inteligentes, se mantiene al día sobre la miríada de complejos sistemas que alimentan los vehículos eléctricos de batería.

¿No hay entrada auxiliar en tu coche? Conecta el reproductor a un modulador o transmisor de FM. Los transmisores son fáciles de usar, aunque pueden ser un poco delicados. Por ejemplo, no funcionan bien en zonas urbanas donde el dial de FM está lleno de emisoras de alta potencia. En esos casos, te costará encontrar una frecuencia libre y escucharás interferencias.

Otra opción es digitalizar tu colección de casetes y, si es necesario, actualizar tu unidad principal a un modelo que tenga almacenamiento integrado o una conexión USB que acepte una unidad de memoria. Esto requiere mucho trabajo, pero es más barato que volver a comprar toda tu colección en formato digital.

Para utilizar este método, conecta la pletina al ordenador, graba las cintas en el disco duro del ordenador y comprime los archivos en MP3. A continuación, transfiere los archivos a una unidad USB, que puede contener miles de canciones.

Reproductor de casetes gpx con

Jeremy Laukkonen es redactor de temas técnicos y de automoción en numerosas publicaciones especializadas. Cuando no está investigando y probando ordenadores, consolas de videojuegos o teléfonos inteligentes, se mantiene al día sobre la miríada de complejos sistemas que alimentan los vehículos eléctricos de batería.

¿No hay entrada auxiliar en tu coche? Conecta el reproductor a un modulador o transmisor de FM. Los transmisores son fáciles de usar, aunque pueden ser un poco delicados. Por ejemplo, no funcionan bien en zonas urbanas donde el dial de FM está lleno de emisoras de alta potencia. En esos casos, te costará encontrar una frecuencia libre y escucharás interferencias.

Otra opción es digitalizar tu colección de casetes y, si es necesario, actualizar tu unidad principal a un modelo que tenga almacenamiento integrado o una conexión USB que acepte una unidad de memoria. Esto requiere mucho trabajo, pero es más barato que volver a comprar toda tu colección en formato digital.

Para utilizar este método, conecta la pletina al ordenador, graba las cintas en el disco duro del ordenador y comprime los archivos en MP3. A continuación, transfiere los archivos a una unidad USB, que puede contener miles de canciones.

Sony cfd-s70

Antes de los casetes, no había forma de elegir la música que se escuchaba sobre la marcha. Por supuesto, había radios en los coches y las radios AM/FM portátiles eran muy populares, pero no había forma de elegir el artista o la canción que se escuchaba: todo quedaba a merced de los DJ. Cuando apareció la cinta de casete, y por extensión el walkman, fue la primera vez en la historia que podías llevar tu disco favorito en el autobús, al trote o de paseo.

Sin embargo, la invención del CD a finales de los 70 acabó con la cinta de casete, o eso creíamos. Y ahora que los servicios de streaming de música son el principal método para escuchar música, es muy sorprendente que las cintas de casete vuelvan a estar de moda. Sin embargo, aquí estamos en 2020, con las ventas de cintas de casete más altas de lo que han sido en décadas. ¿A qué se debe este repunte?

Teniendo en cuenta que la calidad de sonido de las cintas de casete no es su mejor argumento de venta, es probable que la nostalgia y la sensación vintage de las cintas de casete sean lo que está impulsando las ventas hoy en día. Los recuerdos y las tendencias actuales son poderosos motivadores en el mercado mundial, y parece que en el caso de las cintas de casete, éstos juegan a su favor.

Casete insignia 3′ 3.5mm a

El audio del vehículo es un equipo instalado en un coche u otro vehículo para proporcionar entretenimiento e información a los ocupantes del vehículo. Hasta la década de 1950 consistía en una simple radio AM. Desde entonces, las adiciones han incluido la radio FM (1952), los reproductores de cintas de 8 pistas, los reproductores de casetes, los tocadiscos, los reproductores de CD (1984), los reproductores de DVD, los reproductores de Blu-ray, los sistemas de navegación, la integración de teléfonos Bluetooth y los controladores de teléfonos inteligentes como CarPlay y Android Auto. Antes se controlaban desde el salpicadero con unos pocos botones, ahora se pueden controlar mediante mandos en el volante y comandos de voz.

Implementado inicialmente para escuchar música y radio, el audio del vehículo forma parte ahora de los sistemas de telemática del automóvil, telecomunicación, seguridad en el vehículo, llamadas de manos libres, navegación y diagnóstico remoto. Los mismos altavoces pueden utilizarse también para minimizar el ruido de la carretera y del motor con un control activo del ruido, o pueden utilizarse para aumentar el sonido del motor, por ejemplo, haciendo que un motor pequeño suene más grande.

En 1904, mucho antes de que existiera una tecnología comercialmente viable para la radio móvil, el inventor estadounidense y autodenominado “padre de la radio” Lee de Forest hizo una demostración en torno a una radio de coche en la Exposición de la Compra de Luisiana de 1904 en San Luis[1].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad